NOVEDADES

       

Limonada como debe ser. De jugo fresco y comercio justo. Los ingredientes se cultivan orgánicamente y se obtienen de cooperativas certificadas de pequeños agricultores. Pero no solo venden limonada para saciar tu sed. Existe el proyecto Lemonaid con cada botella.Hasta el momento, se reunieron más de 3,000,000 de euros, que están disponibles para la asociación para varios proyectos de cooperación para el desarrollo .

Torre Saracena significa una sola cosa: pasión y respeto por el territorio y sus frutos. Una selección de delicias reales que pasan directamente de los jardines de la granja a las mesas de todo el mundo para saborear el sabor más auténtico de Calabria.

                    

 

Auténticas patatas con clase, máxima frescura, calidad, y sabor final.  El “Proyecto PIJO generación de valores” surge con la clara intención de devolver a la sociedad todo el bien que recibe es marca y lo hace participando en decenas de proyectos sociales.

 

                       

Es el té más exquisito del mundo, tan único en el mundo del té como la trufa cuando se trata de hongos. Matcha es un polvo finamente molido de hojas de té verde que han sido sombreadas durante un período considerable de tiempo antes de la cosecha. El té está hecho únicamente de las hojas de té tencha raras y de clase alta. Matcha no es solo té, es un súper alimento real: es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales. El Matcha original tiene un sabor suave y dulce y tiene un color verde brillante. Disfrútalo puro o como Matcha Latte . Mezclado con deliciosos batidos ocomo ingrediente especial para galletas y pasteles.

 

El primer agua embotellada en envase de cartón y bebida actual de los “influencers”. Agua enCaja Mejor desarrolla un envase más amable con el medio ambiente que contiene un agua de manantial de excepcional calidad y contribuye a la reforestación. Este producto ‘ecofriendly’ es puramente ecológico y está libre de BPA (bisfenol A). El cartón empleado para el envoltorio, realizado en un 75% con material reciclado, deja hasta un 64% menos de huella de carbono que el envase convencional -las cajas llegan al manantial plegadas, lo que supone un ahorro en combustible y una reducción en la contaminación frente al transporte de botellas de plástico o vidrio-. Además, cada uno de los árboles consumidos para la elaboración del producto es reemplazado automáticamente por uno nuevo que la empresa se compromete a plantar.